Alto Aragón en Común quiere crear en Walqa un centro de investigación en tecnologías para el medio natural y rural, y denuncia el vaciamiento del edificio I+D+i por la DGA

Candidatxs de esta plataforma ciudadana a las Cortes de Aragón han presentado la propuesta de este colectivo de crear un centro de investigación, desarrollo y transferencia, en este enclave, especializado en la aplicación de nuevas tecnologías a las necesidades de la vida y la economía en el medio rural. Esta iniciativa se inscribe en el proyecto de legislatura de esta formación basado en la transición ecológica y la protección ambiental, la incorporación de nuevas tecnologías que ofrecen ventajas competitivas al medio rural, y la implantación de políticas de equidad y cuidados que hagan viable la vida en los pueblos y conviertan al Alto Aragón en referente de una “nueva ruralidad del siglo XXI”

 

 

 

Los candidatos de Alto Aragón en Común a las Cortes, Juan Rodríguez Bielsa, Natalia López Ramón, Eduardo Marco y Francisco Pérez Fajardo, han visitado este jueves, 23 de mayo, Walqa, donde han presentado su propuesta de creación, en este enclave, de un centro de investigación, desarrollo y transferencia especializado en la aplicación de nuevas tecnologías a las necesidades de la vida y la economía en el medio rural, y en el ámbito del medio ambiente. Allí también han denunciado el “vaciamiento”, por parte de la DGA, en las dos últimas legislaturas, del edificio I+D+i del parque oscense, que se ha quedado sin apenas personal y con poca actividad investigadora.

“Queremos que se potencie Walqa como espacio de investigación adaptado a la realidad de la provincia”, explicaba Juan Rodríguez. El objetivo de esta propuesta, es “prepararnos para incorporarnos en primera línea a la revolución tecnológica que va a llegar, y que pueda dar nuevas oportunidades al medio rural”.

 

Los avances que se están dando en el ámbito de la generación energética distribuida, con la energía de origen solar como principal activo, pueden ofrecer ventajas competitivas a las áreas no urbanas, por el hecho de tener espacio para captar su propia energía, ha recordado el candidato oscense. Esto, unido a la revolución digital, con un importante impacto en las comunicaciones, entre otros ámbitos, y a las nuevas herramientas y tecnologías inteligentes, con sensores y accionamientos distribuidos, pueden abrir en un periodo breve un escenario nuevo en el que los pueblos quizá puedan encontrar nuevos horizontes de estabilidad, añadía.

Esta propuesta se inscribe en el proyecto de legislatura de esta formación basado en la transición ecológica y la protección ambiental, la incorporación de nuevas tecnologías que ofrecen ventajas competitivas al medio rural, y la implantación de políticas de equidad y cuidados que hagan viable la vida en los pueblos y conviertan al Alto Aragón en referente de la “nueva ruralidad del siglo XXI”.

“Esta iniciativa se apoya en ámbitos en los que el Alto Aragón ya juega en primera división”, ha afirmado Juan Rodríguez Bielsa, citando los espacios naturales, o la agroalimentación, en la que tiene un papel destacado. “Y también estamos en un lugar muy importante, incluso en el ámbito internacional, en diversos campos de la ciencia y la tecnología”. Así ha citado en la red científica altoaragonesa proyectos con amplia proyección en sus especialidades como el Laboratorio de Canfranc, el Centro de Ciencias Pedro Pascual de Benasque, el IPE de Jaca,o el Campus de Huesca , que se sitúa entre los mejores del mundo en áreas como las Ciencias de la Salud y el Deporte o las Ciencias Agrarias y Forestales.

La coordinación estable de esos y otros proyectos para promover colaboraciones e impulsar la visibilidad del Alto Aragón como territorio de ciencia es uno de los proyectos que plantean.

Y, junto a él, el impulso de ese centro de investigación sobre nuevas tecnologías en el medio rural y natural, que, consideran, debería estar vinculado a la Escuela Politécnica Superior de Huesca, para reforzar su ya excelente posición internacional, pero que debería ser capaz de coordinar e integrar esfuerzos y capacidades de otras organizaciones científicas aragonesas (como el Circe, o los institutos IA2, e I3A, de la Universidad de Zaragoza; o el ITA, y otras estructuras del Gobierno de Aragón; así como las del CSIC, entre otras).

 

“Vaciamiento y deterioro”

Los candidatos de Alto Aragón en Común también han denunciado el “vaciamiento”, por parte de la DGA, en las dos últimas legislaturas, del edificio I+D+i de Walqa, que se ha quedado con muy poco personal científico y con una actividad investigadora o tecnológica mucho más limitada que en otros tiempos. “Este magnífico edificio es ahora un cascarón casi vacío, tras las actuaciones de los dos últimos gobiernos de Aragón. Entristece verlo así”, ha señalado Rodríguez, que ha llamado la atención sobre los indicios de deterioro de sus instalaciones, ente ellas por la aparición de goteras. “Debemos poner en uso este espacio financiado con el dinero de todos, y llenarlo con grupos de investigadores que puedan desarrollar su actividad con estabilidad para que sea realmente útil”, ha afirmado, recordando la precariedad temporal de muchos de los proyectos que se desarrollaron este edificio de Walqa en el pasado, que impidieron consolidarlo como centro investigador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *