Unidos Podemos en Común y En Comú Podem reclaman en el Congreso mejoras en la seguridad de la N-230

La candidatura altoaragonesa Unidos Podemos en Común y la catalana En Comú Podem han presentado en el Congreso una Proposición No de Ley para reclamar mejoras en la seguridad de la N-230. Reducir la siniestralidad en esta vía, que cuenta con un importante volumen de tráfico de vehículos pesados y un intenso uso turístico a lo largo de gran parte del año, así como las consecuencias de sus accidentes más graves, es el objetivo de esta iniciativa que suscriben el diputado oscense Jorge Luis, y el leridano Jaume Moya.

Realizar intervenciones en los tramos con más siniestros –algunos de los cuales se sitúan entre los de mayor peligrosidad a nivel estatalsegún los informes del Programa EuroRAP– e incrementar, con una actuación coordinada de todas las administraciones  implicadas, las capacidades operativas de los servicios de emergencia que actúan en esta zona limítrofe entre Huesca y Lleida, y reducir sus tiempos de respuesta, son las medidas más urgentes que plantea esta proposición, registrada el pasado sábado, sobre la que deberá pronunciarse la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso.

La N-230 transcurre en la mayoría de sus 188 kilómetros por el límite provincial entre Huesca y Lleida, entrando y saliendo repetidamente de ambas provincias en varios de sus tramos. Esta carretera, que conecta con Francia a través del valle de Arán,  “soporta, a la altura de El Pont de Suert, 4.628 vehículos al día, de los que un 12% corresponde a vehículos pesados, que  están presentes en el 22% de los accidentes mortales y graves”, señalan en su escrito los diputados del Grupo Parlamentario Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, que recuerdan que se dan, además, picos de tráfico elevados debido a que es utilizada masivamente por aficionados al esquí y turistas estacionales en las temporadas de invierno y verano.

Ante un accidente, “en función del lugar donde se produce, de la operadora y del repetidor de telefonía que recibe la llamada, se activan los servicios de emergencia de una u otra comunidad, sin tener en cuenta el factor clave: la proximidad al lugar del siniestro, por lo que se dan casos en que los servicios sanitarios pueden tardar casi una hora en proporcionar los primeros auxilios”, explica Luis, que es portavoz de su grupo en la Comisión de Seguridad Vial, e integrante de Alto Aragón en Común.

La sociedad civil”, continúa, “lleva tiempo organizándose para que estas reclamaciones sean escuchadas; durante décadas, a través de manifiestos de ayuntamientos y entidades de uno y otro lado”. En diciembre del año pasado, 40 representantes municipales, provinciales y de las Cámaras de Comercio de ambas provincias acordaron reivindicar ante el Ministerio de Fomento las actuaciones urgentes en la mejora de la N-230 en la línea de garantizar la seguridad vial en el tramo superior, entre Arén y la frontera con Francia; además de reclamar actuaciones para ampliar el ancho de la vía en distintos tramos y la A-17 entre Lleida y Sopeira.

Según los informes anuales del Programa EuroRAP que proporciona el Real Automóvil Club de España (RACE), esta vía contiene varios de los tramos de mayor peligrosidad a nivel estatal que, recuerda Jaume Moya, “se mantienen fijos en este ranking pese al paso de los años e incluso lo escalan”, como sucede con el tramo entre los kilómetros 133 y 145 que ha pasado del decimosegundo puesto en 2015 al décimo en 2016. “Como se ha dicho”, indica, el factor del  tiempo de respuesta de los servicios de emergencia es clave” ante un accidente. Estos se activan, en el caso de que el aviso llegue a Cataluña, en Pont de Suert, o desde Benabarre si la intervención parte de Aragón. “La distancia entre ambos supone, por tanto, que según la cobertura, el tiempo de llegada de los primeros auxilios puede doblarse, lo que en la práctica puede suponer la diferencia entre la vida o la muerte”, insiste.

Por todas estas razones la confluencia oscense Unidos Podemos en Común (*) y la catalana En Comú Podem reclaman que el Gobierno estudie el grado de cobertura y los protocolos de respuesta de los servicios de emergencias en la N-230, para optimizar, de forma coordinada entre las administraciones competentes, los tiempos de respuesta. También plantean la aprobación de actuaciones de mejora de la seguridad vial urgente en los tramos de mayor siniestralidad, en concreto entre los puntos kilométricos 133,4-145,5, en Lleida, 88-108,4, en Huesca, y 166,7-189,6; así como la ampliación del ancho de los carriles y arcenes en los puntos de mayor peligrosidad en los que sea posible.

 

 

(*)Unidos Podemos en Común es un candidatura presentada en la provincia de Huesca para las elecciones generales del 26J, que cuenta con un diputado en el Congreso –el integrante de Alto Aragón en Común Jorge Luis–. Esta plataforma política es resultado de la suma de IU y la coalición provincial Podemos-Alto Aragón en Común, que ya obtuvo un escaño en la convocatoria del 20 de diciembre. En ambas ocasiones, 20D y 26J, Huesca fue la provincia con menos población en que se puso fin a 40 años de bipartidismo. Es también la única circunscripción de tres escaños para el Congreso que tiene un representante ajeno a los dos partidos que han gobernado el país en estas cuatro décadas.

 

 

 

Foto; Sopeira, N-230 y la Nogera Ribagorzana. Autor: Xavier Varela. https://commons.wikimedia.org/ Licencia Creative Commons  4.0

 

1 thought on “Unidos Podemos en Común y En Comú Podem reclaman en el Congreso mejoras en la seguridad de la N-230”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *